Guido Buscaglia


Los mejores nadadores del país se dieron cita en la IX Edición del Premio Heracles

Este viernes 22 de junio, se llevó a cabo la entrega de la IX edición del Premio Heracles de Natación. Con la presencia de la campeona mundial junior Delfina Pignatiello y el olìmpico Santiago Grassi desde los Estados Unidos, los plusmarquistas recibieron el máximo galardón de la natación argentina en una transmisión federal en vivo a todo el país.

Los mejores nadadores de la Argentina se dieron cita en la ceremonia de premiación que fue transmitida desde Buenos Aires, Córdoba, Bahía Blanca, Santa Fe, Rosario y Mar del Plata en simultáneo a toda la Argentina.

Entre los galardonados estuvieron Santiago Grassi desde Estados Unidos (Subcampeón panamericano en Toronto 2015), Delfina Pignatiello (bicampeona y multimedallista mundial y juvenil), Macarena Ceballos (Poseedora de récords argentinos y sudamericanos), Santiago Bergliaffa (Récord argentino en las pruebas combinadas), Andrea Berrino (poseedora de récord argentino en estilo espalda), Guido Buscaglia (récord argentino en 100 metros medley), Nicolás Deferrari (récord nacional junior en 50mts. espalda y 200 mts. mariposa), Belén Díaz (récord argentino en 50 mariposa) y Julia Sebastián (Poseedora de récords argentinos y sudamericanos).

En un año que quedará para la historia por los récords argentinos en el Cruce del Río de la Plata, en la novena edición del premio, también estuvieron presentes y fueron distinguidos los campeones mundiales de aguas abiertas Pilar Geijo y Damián Blaum, que han establecido nuevos récords nacionales en el cruce a nado entre las costas uruguayas y argentinas.

A su vez, este día se entregó el premio a los récords nacionales Juniors y Juveniles y una mención especial a los nuevos talentos, nadadores con récords nacionales en sus categorías, según los registros oficiales de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos (CADDA).


La Riocuartense Ceballos recibió el Premio Heracles de Natación

La riocuartense fue premiada por batir nuevos récords argentinos de natación en su especialidad, el estilo pecho, recibiendo el máximo galardón de la natación nacional, en el marco de la IX Edición del Premio Heracles que se transmitió a todo el país.

Los mejores nadadores de la Argentina se dieron cita este viernes en la ceremonia de premiación que, de manera histórica fue transmitida desde Buenos Aires, Córdoba, Bahía Blanca, Santa Fe, Rosario y Mar del Plata en simultáneo a toda la Argentina.

Macarena Ceballos fue distinguida, junto a los cordobeses Santiago Bergliaffa y Andrea Berrino, por sus récords en los 50, 100 y 200 metros estilo pecho e ingresó al Hall de Honor de la Natación Argentina como una de las nadadoras argentinas del año. La riocuartense, presente en la ceremonia de Buenos Aires, agradeció a Heracles por el reconocimiento y dedicó la condecoración: “se lo dedicó a mi familia, a mi papá y mis hermanas que los tengo lejos, y también a mi entrenador y a la gente que siempre me apoya”.

Entre los galardonados también estuvieron los reconocidos nadadores Santiago Grassi (Subcampeón panamericano en Toronto 2015), Delfina Pignatiello (bicampeona y multimedallista mundial y juvenil), Guido Buscaglia (récord argentino en 100 metros medley), Belén Díaz (récord argentino en 50 mariposa) y Julia Sebastián (Poseedora de récords argentinos y sudamericanos).

Los protagonistas de las Aguas Abiertas tuvieron su lugar especial esta noche. Los campeones mundiales de esta disciplina, Pilar Geijo y Damián Blaum, establecieron nuevos récords en el Cruce del Río de la Plata, y fueron distinguidos en esta velada por el Hall de Honor de la Natación Argentina.

A su vez se entregó el premio a los nuevos talentos, dirigido a nadadores con récords nacionales en sus categorías, según los registros oficiales de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos (CADDA). Por la provincia de Córdoba fueron premiados Valentina Marcantonio y Dante Nicola.


Récords Marplatenses ingresan al Hall de Honor de la Natación Argentina y reciben el Premio Heracles

Los nadadores del club Once Unidos María Belén Díaz y Guido Buscaglia fueron premiados con el máximo galardón de la natación nacional por haber quebrado un nuevo récord argentino. Por su parte, en el marco de la IX edición del Premio Heracles, los nadadores del Club Kimberley recibieron el mayor número de menciones en la categoría de nuevos talentos por sus récords nacionales.

Guillermina Ruggiero y Nahuel Martín Minervini en la Ceremonia de entrega del Premio Heracles.

Este viernes se llevó a cabo la IX edición de la entrega de los Premios Heracles, la cual galardona a los mejores nadadores del país por haber batido récords argentinos y nacionales en la temporada 2017/2018 según los registros oficiales de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos. La misma fue con transmisión en vivo y en directo desde Mar del Plata, Buenos Aires, Santa Fe, Rosario, Córdoba y Bahía Blanca para todo el país.

La Ciudad balnearia hizo historia este año de la mano de los marplatenses María Belén Díaz y Guido Buscaglia, ambos del club Once Unidos y entrenados por Federico Diez Andersen, que ingresaron al Hall de Honor de la Natación Argentina por haber quebrado récords en sus categorías. Díaz alcanzó el año pasado el récord absoluto en los 50 mts. Mariposa con un tiempo de 27.23 y, emocionada al recibir su premio, a través de un video comentó: “Estoy muy contenta por los logros obtenidos en 2017 y las buenas marcas que se fueron dando en este 2018. Le mando un saludo a mi entrenador, mis compañeros y mi familia”. Buscaglia, por su parte, ostenta el récord en los 100mts. Combinado con 55.07.

Mariano Cerone, Nahuel Trotta, Matías Tarifa, Elías Monjes Boggey, Lorenzo García y Nahuel Martín Minervini, los protagonistas de las postas que establecieron un nuevo récord nacional en la categoría juvenil.

Además, recibieron el premio los marplatenses del Club Kimberley que bajo la conducción del entrenador Federico Ané batieron los récords en cuatro postas de las categorías juveniles (4×50 mts. libre, 4×50 mts. combinados, 4×100 mts. combinados y 4×200 mts. libre): Nahuel Trottta, Nahuel Martín, Matías Tarifa, Lorenzo García, Mariano Cerone y Elías Ariel Monjes Boggey y la nadadora Guillermina Ruggiero, jóven promesa de la natación argentina, que estableció un nuevo récord nacional en la categoría cadetes en los 50 metros libre.

Pilar Geijo y Damián Blaum, campeones mundiales de aguas abiertas que pasaron a la historia por el Cruce del Río de la Plata y que han establecido nuevos récords nacionales en el cruce a nado entre las costas uruguayas y argentinas, también fueron distinguidos por el Hall de Honor.

En la ciudad de Mar del Plata, la ceremonia fue transmitida en vivo y en directo desde el Bar Amsterdam y contó con la presencia de las máximas autoridades de la Federación de Natación de Provincia de Buenos Aires Sur (FENBAS).


IX edición de los Premios Heracles de Natación

El viernes 22 de junio, se llevará a cabo la entrega de la IX edición del Premio Heracles de Natación que galardona a los argentinos que quebraron récords nacionales el pasado año. Los plusmarquistas recibirán el máximo galardón de la natación argentina en el evento organizado por el Hall de Honor de la Natación en una transmisión federal en vivo a todo el país.

Los mejores nadadores de la Argentina se darán cita en la ceremonia de premiación que será transmitida desde Buenos Aires, Córdoba, Bahía Blanca, Santa Fe, Rosario y Mar del Plata en simultáneo a toda la Argentina.

Entre los galardonados se encuentran: Santiago Grassi (Subcampeón panamericano en Toronto 2015), Delfina Pignatiello (bicampeona y multimedallista mundial y juvenil), Macarena Ceballos (Poseedora de récords argentinos y sudamericanos), Santiago Bergliaffa (Récord argentino en las pruebas combinadas), Andrea Berrino (poseedora de récord argentino en estilo espalda), Guido Buscaglia (récord argentino en 100 metros medley), Belén Díaz (récord argentino en 50 mariposa), Julia Sebastián (Poseedora de récords argentinos y sudamericanos).

Este año habrá una premiación especial con el segmento de Aguas Abiertas. En un año que quedará para la historia por los récords argentinos en el Cruce del Río de la Plata, en la novena edición del premio, se espera la presencia de los campeones mundiales de aguas abiertas Pilar Geijo y Damián Blaum, que han establecido nuevos récords en el cruce a nado entre las costas uruguayas y argentinas.

También este día se entregará el premio a los récords nacionales Juniors y Juveniles y una mención especial a los nuevos talentos, nadadores con récords nacionales en sus categorías, según los registros oficiales de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos (CADDA).


Los nadadores argentinos copan el Maria Lenk

18 de los mejores nadadores argentinos se dieron cita en el tradicional Troféu Maria Lenk: algunos compiten en representación de la Selección Nacional y otros fueron invitados por equipos brasileños para sumar calidad a sus delegaciones. La cita competitiva tendrá lugar en la pileta olímpica del Maria Lenk Aquatics Centre en la Barra da Tijuca en Rio de Janeiro entre el 17 y el 21 de abril.

Integrante de la Selección Argentina, Nicolás Deferrari se medirá con los mejores nadadores de la región en el Troféu Maria Lenk en Rio de Janeiro.

El Troféu Maria Lenk es, sin dudas, uno de los torneos brasileños más importantes y la presencia argentina allí, incluso para ellos mismos, es casi un requisito indispensable. Como no podía ser de otro modo y al igual que los últimos años, una delegación argentina dice presente en el certamen disputado desde el lunes en el parque acuático que lleva el nombre de la reconocida nadadora de Brasil.

De los argentinos que se encuentran en el Maria Lenk, hay integrantes de la Selección nacional y también hay un grupo de destacadas nadadoras de nuestra tierra que viven, se entrenan en Brasil desde hace algún tiempo y compiten por equipos locales y otras que directamente fueron invitadas por clubes de allí para sumar calidad en pruebas donde Brasil no se destaca especialmente. Dentro del primer grupo se encuentran -a cargo de Raúl Araya, jefe de equipo nacional- Gabriel Morelli, Guillermina Ruggiero, Jeniffer Oliveira López, Lola Cantera Aruanno, Mayra Arce Pérez, Iara Ehrlich, Guido Buscaglia, Agustín Hernández, Nicolás Deferrari, Nicolás Greco, Federico Ludueña y Kevin Díaz Wurg.

Por su parte, representan a equipos brasileños las siguientes nadadoras argentinas: Andrea Berrino (invitada por el club Unisanta), Virginia Bardach (por Corinthians), Macarena Ceballos (por Minas Tenis Clube) y Julia Sebastián, Ana Belen Presumido y Florencia Perotti, quienes viven actualmente en el país vecino (compiten por Unisanta, GNU y Pinheiros, respectivamente). Sea porque viven y compiten en Brasil, porque son promesa y presente de la Selección o porque destacan tanto que fueron invitados a competir por equipos brasileños, los nadadores argentinos se medirán con los mejores nadadores sudamericanos en el legendario Troféu Maria Lenk.


Díaz y Buscaglia, campeones con récord en Chile

Los representantes del club Once Unidos de Mar del Plata se consagraron en la Copa España Internacional que se disputó en el país trasandino. Además de ganar el título del certamen, lograron plusmarcas nacionales absolutas en los 50 metros mariposa, en damas, y en los 100 metros combinados, en varones.

María Belén Díaz y Guido Buscaglia brillaron en Chile tras batir dos récords argentinos.

La natación marplatense celebró hace poco el buen nivel de los deportistas de la institución Once Unidos, que salieron campeones de la Copa España Internacional, torneo de clubes que se disputó en Chile el segundo fin de semana de septiembre. Lo cierto es que la alegría no fue sólo para La Feliz, ya que tanto María Belén Díaz como Guido Buscaglia se volvieron del país trasandino con dos nuevos récords nacionales absolutos en pileta corta.

Las plusmarcas de los argentinos llegaron durante la primera jornada de la competencia. La necochense Díaz se lució en los 50 metros mariposa, donde venció con un tiempo de 27s23, registro que se estableció como la nueva mejor marca absoluta nacional en la prueba. El tiempo de Díaz quebró así la plusmarca previa de 27s44, conquistada por ella misma hace dos años en el mismo certamen.

Buscaglia, que llegaba a Chile tras su paso por las Universíadas de Taipei, brillaría durante el mismo día de competencia. En la pileta de veinticinco metros del Estadio Español de Las Condes en la ciudad de Santiago de Chile, el marplatense nadaría los 100 metros combinados en un tiempo de 55s07, que se volvió récord argentino absoluto. La plusmarca que quedó atrás, desde entonces, fue ni más ni menos que un registro establecido en 2009: los 55s30 registrados por el rosarino Marcos Barale.

Y como si fuera poco traerse un récord nacional absoluto desde Chile, ambos deportistas –discípulos de Federico Diez Andersen- también celebraron el título conquistado por su club, Once Unidos, en el certamen que contó con más de 560 nadadores provenientes desde Brasil, Paraguay, Perú, Chile y nuestro país. La institución marplatense se coronó en el primer puesto con 801,5 puntos y la acompañaron en el podio Paineiras do Morumby (de São Paulo, Brasil) con 644 y Estadio Mayor (de Santiago, Chile) con 556,5.


A Puro Pulmón: Morelli debuta en los Juegos Universitarios en Taipei representando a la Argentina

El deportista de Unión se estrenará en el certamen en Taipei en la prueba de los 100 metros pecho, consolidando su segunda participación en unos Juegos Olímpicos Universitarios. “Tengo muchas expectativas: está todo dado para que uno pueda dar lo mejor y eso me motiva mucho”, reconoce el atleta de 22 años.

“Si no hubiera sido por la natación, creo que nunca habría viajado a Corea del Sur. Fue la vez que más lejos estuve del país. La natación te permite cosas como las que vivo hoy: que un chico de 22 años como yo pueda viajar al otro lado del mundo a competir”, celebra, justamente desde Taipei, Taiwán, el nadador Gabriel Morelli. El santafesino llegó a la isla asiática el martes, junto a la delegación argentina de natación, y en la noche del sábado 19 en nuestro país –será la mañana del domingo en Taipei- tendrá su debut en la 29ª edición de las Universíadas de Verano que se celebran allí.

El representante del club Unión de Santa Fe competirá en las tres modalidades que ofrece el estilo pecho: 50, 100 y 200 metros. El estreno, este domingo por la mañana en Taiwán (sábado a la noche en Argentina), será en los 100. Y si bien el santafesino es uno de los argentinos más destacados en la prueba de los 200 metros pecho –en la que ostenta, en pileta corta, el récord absoluto desde 2016-, lo cierto es que su preparación y el contexto del torneo lo entusiasman con cada una de sus presentaciones. “Llego a estas Universíadas muy bien preparado para los 200, pero además me siento con más velocidad que en torneos anteriores. En el Argentino de Santiago del Estero, además, me fue muy bien tanto en los 50 como en los 100… Uno tiene muchas expectativas en un torneo como este: está todo dado para que uno pueda dar lo mejor y eso motiva mucho”, destaca Morelli, en diálogo con el Hall de Honor de la Natación Argentina, que instituyó el Premio Heracles hace ocho años para reconocer, difundir y promover a aquellos nadadores que han establecido nuevos récords nacionales.

Para el discípulo de Adrián Tur se trata de sus segundos Juegos Olímpicos Universitarios, luego de su participación en Gwangju 2015, aquella experiencia inolvidable para él en Corea del Sur. Competir en una Universíada –explica el nadador- es casi como estar en una Olimpíada: “La metodología de competencia es la misma y, además, los atletas tenemos aquí también una Villa Olímpica, compartimos las comidas en el comedor y competimos en estadios nuevos y llenos”.

Cuando Morelli debute este sábado a las 22 –hora de nuestro país-, será improbable que no recuerde, en algún momento, sus estudios de Kinesiología. De algún modo, gracias a la cursada que hoy lo tiene en el segundo año de la carrera, en el Instituto Universitario del Gran Rosario, es que también el santafesino llegó a Taipei. “Siempre tuve mi carrera definida: en un futuro me veo como kinesiólogo. Es una profesión, además, que me sirve aprender para mi práctica deportiva: si tenés algún dolor, conocés más el cuerpo y sabés cómo manejarlo mejor, a dónde acudir o qué técnica convendría aplicar”, reflexiona.

La judoca argentina Paula Pareto combinó estudio y deporte de alto rendimiento y se lució en los dos: se recibió de médica y llegó a la meca deportiva, al conquistar el oro olímpico en los Juegos de Río de Janeiro 2016. Morelli celebra que estas Universíadas refuercen la idea de que es posible combinar ambos mundos: “Paula es el claro ejemplo de que se puede y sólo hay que tener dedicación, concentración y valores. Creo que está buenísimo que hoy se demuestre que es posible llevar las dos cosas de la mano: la educación y el deporte. Aunque uno pueda atrasarse en la facultad, cuando termines tu carrera deportiva tendrás una profesión y la posibilidad de un trabajo estable y no te encontrarás, con 30 años, sin un título y sin saber qué hacer. Creo que ese es el principal mensaje de estos Juegos Universitarios: demostrarnos que se puede estudiar y seguir cada uno con su deporte”.


El nadador marplatense Guido Buscaglia debuta este sábado en las Universíadas

El representante del club Once Unidos se estrena con la prueba de los 50 metros mariposa en el certamen que reúne deportistas estudiantes y se disputa en Taipei. “Después de los Juegos Olímpicos, es el evento deportivo de mayor infraestructura. Estaba ansioso por conocerlo y no quise ver nada antes de viajar: quería llegar y sorprenderme”, cuenta.

“La natación es lo que amo, pero la verdad es que el estudio me sirve para despejarme un poco también”, cuenta el nadador marplatense Guido Buscaglia, que cursa el segundo año de la carrera de Contador Público en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Su vocación, que va descubriendo mientras suma finales, se despertó en el secundario, donde siempre disfrutó de la materia Contabilidad. Lo que nunca imaginó, quizás, en esos momentos en los que la proximidad con algún examen lo obligaba a sentarse a estudiar, cansado después de una jornada de entrenamiento, es que haber apostado por seguir formándose le permitiría crecer, también, en el deporte que lo apasiona. Una muestra de eso la tendrá este sábado 19, cuando debute en los Juegos Olímpicos Universitarios que se desarrollan en Taipei, Taiwán, y que reúnen a deportistas de alto rendimiento de todo el mundo que cursan carreras universitarias. Si bien cuando se estrene en los 50 metros mariposa será domingo por la mañana en tierras taiwanesas, dadas las 11 horas de diferencia con el reloj de este lado del mundo, en nuestro país estará anocheciendo el sábado.

“Llego muy bien y entrenándome muy fuerte. Mi objetivo es bajar mis récords y meterme en una semifinal. Y si bien mis principales expectativas están en los 50 metros libres, porque es mi mejor prueba, también las tengo en los 100 metros libres y en los 50 metros mariposa, en los que vengo sintiéndome muy rápido. Va a ser fundamental, de cualquier modo, la adaptación al cambio de horario y la recuperación después de casi dos días de viaje”, explica Buscaglia, que llegó a Taipei este martes junto a la delegación argentina de natación, que también integran María Belén Díaz, Olivia Kuchen Carrizo, Florencia Panzini, Fiamma Peroni, Nicolás Deferrari, Gabriel Morelli y Joaquín Serra. Su debut en el torneo será este domingo por la mañana de Taiwán –sábado por la noche en nuestro país-, en los 50 metros mariposa, prueba en la que se consagró campeón en el Argentino de Santiago del Estero. El viernes 25, por su parte, será el turno de competir en los 50 metros libres, su especialidad. El marplatense es el nadador argentino que más pruebas disputará en Taipei, ya que a las anteriores se suma también su participación en los 50 metros espalda (martes 22), los 100 metros libres (miércoles 23) y los 100 metros mariposa (jueves 24).

Para el representante de Once Unidos de Mar del Plata, será la primera vez en las Universíadas, que en este certamen celebran su 29ª edición. “Después de los Juegos Olímpicos, es el certamen deportivo de mayor infraestructura. Estaba ansioso por conocer lo que habían preparado para el torneo y, de hecho, no quise ver nada antes de viajar. Quería llegar y sorprenderme. El nivel de competencia, además, es muy bueno: un récord de campeonato aquí es, prácticamente, una marca de medalla olímpica”, se entusiasma el discípulo de Federico Diez Andersen.

Su entusiasmo, de cualquier modo, va aún más allá de la atractiva experiencia que vivirá en Taipei. Para Buscaglia, implica la vuelta a su gran nivel luego de una lesión en la cervical que lo tuvo sin competir casi por un año. Antes de lesionarse, en abril del año pasado, el marplatense fue parte del equipo nacional de relevos (junto a María Belén Díaz, Andrea Berrino y Lautaro Rodríguez) que cristalizó el récord argentino absoluto en los 4×100 metros libres mixto en el Sudamericano de Asunción, en Paraguay. Aquella plusmarca le valió el ingreso en el Hall de Honor de la Natación Argentina y el reconocimiento con el Premio Heracles, galardón que recompensa los récords establecidos durante el año precedente según registros oficiales de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos. En mayo de este año, cuando recibió el reconocimiento, Buscaglia hacía dos meses que entrenaba sin dolor. Había vuelto a nadar en enero, después de la lesión, pero con suavidad y cuidado.

Lo que no faltará en el debut de Buscaglia este sábado, después de tanto esfuerzo y dedicación, será una sonrisa reconfortante, clásica enseñanza que dejan el deporte y el estudio. Y acá, en Taipei, Guido celebra los dos.


Se entregaron los Premios Heracles bajo el cielo del Café Tortoni

Con una transmisión por streaming a todo el país, se realizó ayer la VIII edición de los Premios que galardonó a los nadadores argentinos que quebraron récords nacionales en 2016. Con plusmarquistas premiados desde Córdoba y Mar del Plata, se vivió una fiesta federal con los mejores exponentes de nuestra natación.

Santiago Grassi y su entrenador Adrián Tur reciben el Premio Heracles de la mano de la olímpica Pilar Pereyra, por el récord argentino en los 50 y 100 metros estilo mariposa y la plusmarca en la posta 4×100 metros combinados mixto.

Lo dirán desde Delfina Pignatiello, con sus jóvenes 17 años, hasta el experimentado Marcos Barale, tantas veces capitán de la Selección Argentina de Natación. Si bien el aura mítica del Café Tortoni de la Ciudad de Buenos Aires le daba un marco especial a esta VIII edición de los Premios Heracles de Natación, todos los nadadores que allí estuvieron recibiendo su galardón por haber quebrado algún récord nacional en 2016, desde los risueños menores hasta los juniors que sueñan con adueñarse de un récord absoluto, todos coincidían en lo mismo: la alegría de reunirse en un evento que reconociera, en sus figuras, a la natación nacional.

Y es que de eso se trató la premiación de ayer, que reconocía a los nadadores argentinos que se hicieron de plusmarcas nacionales durante el año pasado. La sala Alfonsina Storni, pasadas las 19, se llenó de menores, cadetes, juveniles y juniors, que desde sus butacas miraban el escenario y admiraban desde cerca a los mayores y a sus récords absolutos. “Es un encuentro distinto con todos nuestros compañeros y amigos de la Selección, que no es ni para un entrenamiento ni para un torneo. Es muy lindo el marco de estar en este lugar, pero ya de por sí vernos sin malla y sin olor a cloro está buenísimo. Y más allá del reconocimiento que siempre se agradece, también me gustó mucho ese ida y vuelta con Mar del Plata y Córdoba y la idea de hacer un evento más de carácter nacional”, reflexionaba Barale minutos después de recibir su premio por el récord argentinos en los 4×50 combinados mixto, posta que integró junto a Agustín Hernández, Macarena Ceballos y Andrea Berrino.

El rosarino le contó al Hall de Honor de la Natación Argentina –asociación civil que instituyó el Premio Heracles en 2009- que manejó en su auto las más de tres horas que separan su Rosario natal con la Ciudad de Buenos Aires, sólo para estar presente en la entrega. Quizás por eso también valoró la puesta que se realizó desde el Tortoni: una transmisión federal que llegó por streaming a todos aquellos interesados en verla y que contó, además, con la participación de Mar del Plata y de Córdoba, con conexiones desde allí que se veían en la premiación principal que conducía el periodista deportivo Gabriel Ganci. Por caso, los cordobeses Andrea Berrino, Virginia Bardach y Santiago Bergliaffa se dieron el gusto de recibir sus premios desde la tierra que los vio nacer, mientras que el marplatense Guido Buscaglia y la necochense María Belén Díaz agradecieron el reconocimiento desde Mar del Plata, la ciudad que los ve entrenarse día a día.

“Celebramos a los nadadores que establecen un nuevo hito en la natación argentina y destacamos su espíritu deportivo y su competitividad como grandes valores. Son ellos los que se preparan día a día para ser mejores deportistas y, por eso, ahora nosotros nos hemos preparado para rendirles este homenaje”, abrió la ceremonia Diana Belohlavek, presidenta del Hall de Honor de la Natación Argentina. Y allí nomás comenzaron a desfilar uno a uno todos los nadadores reconocidos, entre los que se hicieron presentes siete plusmarquistas absolutos: el rosarino Barale, la sanisidrense Pignatiello, la cordobesa Macarena Ceballos, los santafesinos Santiago Grassi y Gabriel Morelli, la porteña Fiamma Peroni y el neuquino Agustín Hernández. Ellos y los demás premiados que asistieron se dieron el lujo de recibir el galardón en manos de otros destacados nadadores argentinos, como Pilar Geijo, Damián Blaum o María del Pilar Pereyra.

Para Grassi fue especial, porque desde hace unos meses está radicado en Alabama, donde estudia y se entrena como representante de la Universidad de Auburn. Y sin embargo, también se alegró por eso mismo que todos sintieron ayer, al posar para la foto con el diploma y el ramo de flores albiceleste: “Que nos hagan un reconocimiento es genial. En Argentina la natación no es un deporte muy popular y que nos reconozcan por estos méritos, que para nosotros son muy importantes pero que quizás la gente no conoce, nos hace crecer como deportistas”.


Aluvión de Récords en el Selectivo de Santa Fe

La ciudad de Santa Fe fue el escenario del encuentro que reunió a los mejores nadadores del país y que arrojó una lluvia de récords argentinos. Entre el 22 y el 24 de septiembre, en el Club Gimnasia y Esgrima de Santa Fe, se realizó el Selectivo para el Campeonato Mundial de Natación de pileta corta, que tendrá lugar en Windsor, Canadá, del 6 al 11 de diciembre. 

Récords Argentinos de Natación

Nicolás Deferrari (San Isidro), Agustín Hernández (Neuquén), Joaquín Sierra (Santa Fe), Andrea Berrino (Córdoba), Santiago Bergliaffa (Córdoba), Guido Buscaglia (Mar del Plata), Delfina Pignatiello (San Isidro) y Gabriel Morelli (Santa Fe).

En un encuentro bien federal, con nadadores de cada rincón del país, se lograron nuevos récords argentinos de la mano de los protagonistas, en un fin de semana que quedará para el recuerdo.

Andrea Berrino:

La cordobesa que representa al Club Universitario de Córdoba venía de destacarse en el Troféu José Finkel y esta vez logró superar su propia marca histórica en los 100m espalda: bajó 54 centésimas el récord argentino y lo dejó en 58.06. Con ese tiempo, además, logró una nueva Marca A para el Mundial de Canadá.

Gabriel Morelli:

Al igual que Grassi, Morelli representó al Club Atlético Unión y logró un récord argentino en los 200m pecho con un tiempo de 2:12.02. Con esa marca, el hombre que fue local en Santa Fe rompió la marca que estaba en poder de Rodrigo Frutos (era 2:12.74), realizada el 28 de agosto de 2010.

Agustín Hernández:

En los 100m espalda, Hernández logró primero el récord junior. En el primer día de la competencia se quedó con el récord argentino juvenil al terminar en el primer lugar con un tiempo de 53.76. Luego, el representante del Club Alta Barda de Neuquén logró adueñarse del récord argentino en los 200m espalda con una marca de 1:56.83, superando lo hecho hace siete años por Gustavo Taricco. Como si fuera poco, con esa marca el joven de 19 años quedó en el puesto número 20 de las mejores marcas de los 200 metros espalda en pileta corta.

Santiago Bergliaffa:

Por su parte, Santiago Bergliaffa, también nacido en Córdoba pero hace sólo 17 años, se quedó con el récord nacional en los 400m combinado al terminar la prueba con un tiempo de 4:17.60. A su vez, el joven que representa al Club Municipalidad de Córdoba rompió un récord nacional de categoría en los 200 metros espalda con una marca de 1:56.83. Además, en los 200m Combinado realizó el récord argentino juvenil con un tiempo de  2:02.76.

Nicolás Deferrari:

En los 100m espalda, en la misma prueba en la que Agustín Hernández consiguió el récord junior, Nicolás Deferrari, que representa a la Municipalidad de San Isidro, logró el récord argentino juvenil con una marca de 54.17. Además, en los 100m combinado quedó primero y con una marca de 56.60 se quedó con el récord argentino juvenil, algo que también logró en los 200m mariposa, al realizar un tiempo de 1:58.50.

Guido Buscaglia:

El joven que representa al Club Atlético Once Unido realizó los 50m libre en un tiempo de 22.19 y se quedó con el récord argentino junior.

Delfina Pignatiello:

En los 400m libre, Delfina Pignatiello, que representa a la Municipalidad de San Isidro, se quedó con el primer puesto y el récord argentino juvenil con un tiempo de 4:08.85.

Joaquín Sierra:

Cuando finalizaron las pruebas programadas, en toma de tiempo, el santafesino rompió el récord nacional de los 50 metros estilo pecho. El santafesino terminó con un tiempo de 27.43 y superó los 27.59 hechos por el marplatense Facundo Miguelena en 2014.

Más información sobre el Hall de Honor:
www.halldehonor.org