El cordobés Bergliaffa quiebra histórico récord argentino en los 200 combinados en el Mundial Junior de Natación


El nadador del club Municipalidad de Córdoba se destacó ayer en su debut en el Mundial Junior de Natación, en Indianápolis, y cristalizó una nueva plusmarca en los 200 metros combinados, prueba que hace diez años mantenía el mismo registro absoluto.

Todos los deportistas sueñan con lucirse en un Mundial, después de interminables horas de sacrificio y entrenamiento. Lo cierto es que son más bien pocos los que se dan ese lujo, en certámenes en donde se conjugan los nervios, las ansiedades y las figuras más destacadas de cada disciplina. El nadador cordobés Santiago Bergliaffa, que viene demostrando un gran nivel y sólo tiene 18 años, logró brillar ayer y mejorar su marca personal en los 200 metros combinados, estableciendo un registro de 2m5s16 que además es desde ayer el nuevo récord argentino absoluto de la prueba.

Con este prometedor debut, al representante de Municipalidad de Córdoba se convirtió en candidato para recibir el Premio Heracles 2017, además de ingresar al Hall de Honor de la Natación Argentina. Este galardón, en vísperas de su novena edición, premia, difunde y promueve a aquellos nadadores que han establecido nuevos hitos en la natación nacional. Y, justamente, la plusmarca que batió el discípulo de Gustavo Urgelles y Daniel Garimaldi no es poca cosa: con su marca de ayer en Indianápolis, dejó atrás el registro de 2m5s85 que Joaquín Belza había establecido en noviembre del 2006 y llevaba una década de vigencia.

Lo cierto es que basta con mirar el último año de Bergliaffa para comprender este nuevo récord y esta gran temporada que viene teniendo en el agua. El joven nadador llegó a Estados Unidos con las plusmarcas argentinas absolutas en 400 metros combinados, tanto en pileta corta como olímpica: la primera la había conquistado en septiembre del año pasado durante el Selectivo al Mundial de Windsor, Canadá, quebrando un registro que llevaba 15 años intacto, mientras que la segunda la alcanzó en el Campeonato Nacional Juvenil y Junior que se disputó en el CeNARD, en mayo pasado.

“Uno entrena todos los días para lograr cosas como éstas. A veces no nos damos cuenta lo que significa, pero personalmente cuando logré el récord argentino de pileta corta en esta misma prueba fue un subidón de ánimo saber que lo había conseguido con sólo 17 años. Tener ambos récords, ahora, me pone muy contento y me hace muy feliz”, le revelaba por entonces el nadador cordobés al Hall de Honor de la Natación Argentina, tras haberse quedado con ambas plusmarcas.

Cuesta imaginarse que el oro de Delfina Pignatiello en los 800 metros libres, que llegó por la tarde de ayer, sólo unas horas después de la actuación de Bergliaffa, no ilusione a la delegación argentina en Indianápolis con animarse a soñar que todo es posible. El cordobés tendrá el domingo su desafío en los 400 metros combinados, prueba a la que llega como el mejor argentino, y un día después le tocará nadar en los 200 metros espalda. Aún hay tiempo para que pueda llevarse otra alegría de este Mundial Junior de Natación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *