Cuenta Regresiva para Río 2016: Grassi vuelve de México tras entrenar en la altura


Santiago Grassi, con 19 años y récord nacional en los 100 metros mariposa, se ha convertido en una de las figuras de la Selección Argentina de Natación. Hoy, desde su Santa Fe natal y vuelto de sus entrenamientos en la altura en La Loma, Mexico, encara la cuenta regresiva para para la meca del deporte mundial, los esperados Juegos Olímpicos de Río 2016.

Santiago Grassi llegó a México el 10 de junio y tres semanas después emprendió el regreso la ciudad de Santa Fe. Durante veintiún días se sometió a trabajos intensivos en la altura para intensificar su preparación para los Juegos Olímpicos de Río, ese gran sueño que empezó a gestarse cuando tan sólo tenía cinco años y daba sus primeras brazadas. En tierras Aztecas Santiago encaró la parte final de los entrenamientos con un único objetivo: llegar en las mejores condiciones al que él considera será el evento más importante de su carrera. ¿Por qué eligió por tercera vez la altura? El propio Grassi lo responde.

Off-the-record: Entrenamientos de Santiago Grassi en la altura en pileta olímpica de La Loma, Mexico.

Santiago Grassi, representante argentino clasificado en los 100 metros estilo mariposa para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, comienza sus entrenamientos de puesta a punto.

H- Cómo definirías los entrenamientos en la altura?
SG- Los entrenamientos en la altura son mucho más duros, especialmente porque uno al estar allá se aísla un poco de las cosas a las que está acostumbrado y se siente cómodo. Me tuve que alejar por tres semanas de esa zona de confort y me entrené con un equipo que tiene un objetivo en común, algo que ayuda un montón en los momentos difíciles, por ejemplo, cuando uno está triste porque un trabajo no le sale o cuando ya está estresado después de varios días exigiéndose al ciento por ciento. Todo eso es buenísimo.

H- En qué notas las diferencias con una práctica en Santa Fe?
SG- Acá estoy cien por ciento dedicado a entrenar. Me levanto, entreno, voy al gimnasio, como, duermo la siesta, entreno y ya después no salgo de esa rutina. En Santa Fe hago cosas que acá no haría, como ver a mis amigos y distenderme más. Acá uno está más destinado, más predispuesto a entrenar mejor. Y eso está muy bueno.

H- En qué sentís que te ayudan estos entrenamientos?
SG- El entrenamiento en la altura es muy bueno físicamente, ayuda mucho en cuanto a la oxigenación. Es por eso que nosotros decidimos entrenar allí. Te ayuda a superarte a vos mismo, a venir y dar el ciento veinte por ciento durante tres semanas. Para poder superarte, superar tus propios miedos y toda la parte psicológica previa a un gran evento. Uno entrena exigiendo su límite y haciendo cosas que a veces no creía poder hacer.

H- Cómo fue la adaptación?
SG- La adaptación se basa en veintiún días, en los cuales uno llega y a los cuatro días hace un análisis de sangre y cuatro días antes de irse hace otro chequeo para ver cómo respondió tu cuerpo a la altura. La idea es aumentar los hematocritos de tu cuerpo, aumentar los glóbulos rojos, para luego hacer una adaptación en el llano y sentirse, literalmente, con más aire.

H- Qué buscas con estos entrenamientos de cara a Río?
SG- Mi adaptación acá fue un poco más dura que las anteriores. Esta es mi tercera altura. Sentí un poco más la altura. Si bien mis trabajos fueron más duros, más difíciles, en los primeros días ya no me sentía tan cómodo y ya me faltaba un poco más el aire.

H- Por qué decidieron entrenar en La Loma, Mexico?
SG- Con estos entrenamientos busco superarme y entrenar al límite para poder bajar mis tiempos en carrera. Entrenamos acá porque las condiciones son excelentes, porque tenemos a un equipo que conocemos y trabaja muy bien. Eso nos permite trabajar de la mejor manera.

Ya de regreso de sus entrenamientos en el Centro de Alto Rendimiento de La Loma, Mexico, Santiago continúa sus prácticas en Santa Fe junto con su entrenador Adrián Tur y se prepara ahora para la puesta a punto para su gran cita deportiva, los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Más información sobre el Hall de Honor:
www.halldehonor.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *