Archivo por días: 27 julio, 2017


Argentina, en el Top 10 mundial, rasguñó la final en los 4×100 medley mixto en Budapest

La posta nacional en los 4×100 metros en los cuatro estilos, integrada por Andrea Berrino, Macarena Ceballos, Santiago Grassi y Federico Grabich, estableció un tiempo de 3.52.49 en su serie el miércoles que la dejó en 9ª posición en la meca de la natación mundial.

La posta argentina que compitió en el Mundial de Natación de Budapest estuvo integrada por los mejores representantes nacionales en la competencia –los cuatro que consiguieron su lugar con marca A- y, aunque el tiempo que registraron no les alcanzó para meterse en la final, su actuación del miércoles logró ubicarlos en el Top 10 mundial de la especialidad y estuvo muy cerca de establecer un nuevo récord argentino.

Justamente en el día en el que la cordobesa Andrea Berrino brilló en su serie de los 50 metros espalda y luego en la semifinal, marcando nuevas plusmarcas argentinas de la prueba, la posta quedó a sólo un lugar de conseguir una soñada clasificación a la final de los 4×100 medley mixta. El equipo que compitió en los relevos, integrado por Berrino, Macarena Ceballos, Santiago Grassi y Federico Grabich, estableció un tiempo de 3.52.49 y parciales de 1.01.78, 1.09.51, 52.65 y 48.55. Los argentinos finalizaron la prueba en 9ª posición, detrás de la posta alemana, última clasificada a la final (con un registro de 3.47.66). El gran nivel de la serie, de cualquier modo, quedó demostrado con el tiempo que consiguieron los estadounidenses: Ryan Murphy, Kevin Cordes, Kelsi Worrell y Mallory Comerford nadaron la prueba en 3.40.28, estableciendo un nuevo récord mundial tras dos años, que ellos mismos se encargarían de quebrar en la final, con un tiempo de 3.38.56 que les valió el oro.

El tiempo de los argentinos, por su parte, hizo temblar el propio récord nacional absoluto de la prueba, conquistado durante el Sudamericano de Asunción de Paraguay, el año pasado, por los mismos cuatro integrantes. La posta nacional quedó a sólo 18 centésimas de destrozar en tierras húngaras la marca de 3.52.31 que aún sobrevive como el mejor tiempo argentino absoluto de la prueba. Y, sin embargo, nadie les quita haber estado entre los diez relevos de la prueba más rápidos del mundo.