Noticias


El nuevo dueto argentino brilló en el Open Internacional de Nado Sincronizado

El sábado concluyó, en las instalaciones del CeNARD, el evento de nado sincronizado que reunió a integrantes de la Selección Nacional y delegaciones de todo el mundo. Las rosarinas Camila Arregui y Trinidad López Brasesco se lucieron con varios oros mientras que la Federación Rosario Natación se coronó campeona y se llevó la copa.

Las rosarinas Camila Arregui y Trinidad López Brasesco se lucieron con Oro y la delegación rosarina se coronó campeona en el Abierto de Nado Sincronizado  realizado en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo en Buenos Aires.

Tras cinco jornadas intensas y a puro nado sincronizado, finalizó este sábado el Open Internacional de Natación Artística que se desarrolló en las instalaciones del CENARD de la Ciudad de Buenos Aires. Con entrada libre y gratuita, el evento permitió al público amante de esta disciplina deportiva acercarse a conocer y experimentar de cerca a los grandes talentos nacionales y de la región, ya que el certamen reunió en las piletas a las distintas federaciones locales y también a representativos de Latinoamérica y el mundo.

A lo largo de sus cinco jornadas de competición, el evento contó con diferentes pruebas en variadas categorías, entre ellas Infantil A (hasta 10 años inclusive), Infantil B (11 y 12 años), Juvenil, Junior, Nadadoras con Síndrome de Down y Mayores. La novedad de este certamen, el sexto Open Argentino, fue la presentación durante el día inaugural de una categoría inédita: Máster, que reunió a cuatro nadadoras que superaban los 25 años y que dejaron boquiabiertos a los asistentes. Ellas fueron Nadezda Ostrovskaya, de Suiza, Manuela Eder, de Alemania, Jeannina Amaya, de Perú, y María Victoria Vázquez, de Argentina.

Además de la participación de las mejores exponentes a nivel nacional, representantes de Rosario, Mar del Plata, Buenos Aires y Córdoba, y de la Selección Argentina de Nado Sincronizado, fueron invitadas al evento delegaciones provenientes de Alemania, Bielorrusia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Croacia, Finlandia, Guatemala, México, Paraguay, Panamá, Perú, Suiza, Uruguay y Venezuela.

Los resultados más destacados del Open Internacional de Natación Artística fueron alentadores para la Selección Nacional, que atraviesa tiempos de recambio tras la salida de las mellizas  y Etel Sánchez y cuyo nuevo dueto, integrado por Camila Arregui y Trinidad López Brasesco, va ganando experiencia desde su conformación hace ya un año. Las rosarinas brillaron en el CeNARD,  adjudicándose el oro en los duetos libre y técnico. Arregui, a su vez, se lució en las pruebas individuales y se llevó la medalla dorada en los solos técnico y libre.

La Selección Argentina, integrada por Arregui, López Brasesco, Juliana Dañil, Lucia Marelli, Valentina Marelli, Chiara Neri, Zoe Ferrer, Morena Ferrer, Constanza Re, Juana Galay y Candela Rapelli, también se lució y ganó los oros en equipos técnico y libre. Una alegría, sin dudas, para la entrenadora principal, Mónica López, la española Irina Rodríguez Álvarez, quien colabora desde hace tres años con nuestra Selección y el preparador físico Ignacio Rodríguez, quien completa el cuerpo técnico.

Rosario, que le legó a nuestro país las etapas doradas del nado sincronizado, con las actuaciones de las mellizas Sánchez, volvió a destacarse también en el Open realizado en el CeNARD y fue la Federación Rosario de Natación la que se coronó campeona del evento y se llevó la copa. Sin dudas, un cierre de competencia, en el contexto de un cierre de temporada, muy alentador para el recambio nacional de una disciplina que encanta a la gente y acerca siempre a los argentinos a la natación.


El CENARD recibe lo mejor del nado sincronizado nacional

Desde ayer y hasta el sábado, se desarrolla en las instalaciones del centro deportivo ubicado en el barrio porteño de Núñez el Open Internacional de Natación Artística, donde se presentan integrantes de la Selección Nacional y buscarán lucirse las mejores exponentes de la disciplina en nuestro país.

Representantes de Córdoba, Buenos Aires, Mar del Plata y Rosario se dan cita en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo en Buenos Aires para competir por el medallero en el Open de Nado Sincronizado 2017.

Con vistas al cierre de esta temporada, comenzó a disputarse ayer el Open Internacional de Natación Artística, que se desarrolla en las instalaciones del CENARD de la Ciudad de Buenos Aires y tendrá lugar hasta el próximo sábado 28 de octubre. Será una oportunidad de ver lucirse en el agua a las mejores exponentes nacionales de nado sincronizado, una disciplina donde brillaron las mellizas Etel y Sofía Sánchez y que hoy se encuentra en una enriquecedora etapa de recambio.

Para el Abierto, las integrantes de la Selección Argentina de Nado Sincronizado estuvieron realizando previamente jornadas de entrenamiento en la Ciudad de Rosario. El Equipo Nacional, compuesto por Camila Arregui, Trinidad López, Juliana Dañil, Lucia Marelli, Valentina Marelli, Chiara Neri, Zoe Ferrer, Morena Ferrer, Constanza Re, Juana Galay y Candela Rapelli, se preparó bajo las órdenes de la entrenadora principal, Mónica López, y ante la atenta supervisión de Irina Rodríguez Álvarez, entrenadora española que colabora desde hace tres años con nuestra Selección. Ignacio Rodríguez, por su parte, completó el cuerpo técnico.

La competencia que se está realizando en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo se divide en cinco categorías: Infantil A (hasta 10 años inclusive), Infantil B (11 y 12 años), Juvenil A (13 a 15 años), Júnior (15 a 18 años) y Mayores.

Las mejores exponentes a nivel nacional, representantes de Rosario, Mar del Plata, Buenos Aires y Córdoba, convierten a este Open en un certamen de calidad donde medirse de cara al cierre del año competitivo y, también, en una oportunidad para aquellos amantes del deporte de ver la excelencia argentina en la disciplina.


Argentina se despidió de los Odesur con 16 medallas en natación 1

La delegación nacional, integrada por 14 nadadores, finalizó su participación en los Juegos Suramericanos Juveniles de Santiago de Chile, donde las chicas tuvieron una más que destacada actuación y se cosecharon cinco preseas de oro.

Delfina Pignatiello ganó preseas de bronce en los 200 metros libres, oro en 400 metros libres, oro en 800 metros libres y oro en 200 metros mariposa, sin contar las que conquistó como parte de las cuatro postas nacionales que fueron parte de un podio.

La natación argentina se despidió de los Juegos Suramericanos Juveniles que siguen realizándose aún en Santiago de Chile -con jornadas para otros deportes- con un saldo de 16 medallas, entre ellas cinco oros, en una gran actuación que destaca por sobre todo el nivel de la rama femenina de la delegación. Las nadadoras nacionales se lucieron y conquistaron 11 preseas para el medallero albiceleste.

La figura dorada de nuestro deporte, Delfina Pignatiello, no sólo fue la abanderada de la delegación argentina en la inauguración de los ODESUR, sino que además fue la nadadora del equipo nacional que más medallas conquistó en Santiago de Chile. La representante del club Municipalidad de San Isidro ganó preseas de bronce en los 200 metros libres, oro en 400 metros libres, oro en 800 metros libres y oro en 200 metros mariposa, sin contar las que conquistó como parte de las cuatro postas nacionales que fueron parte de un podio. Vale recordar, además, que la discípula de Juan Carlos Martín venía de una notable actuación en el último Mundial Junior de Natación, del que regresó con dos medallas doradas, en 800 y 1500 metros libres, y con otra de plata, en los 400.

De cualquier modo, Pignatiello no fue la única que brilló en esta nueva edición de los Juegos Suramericanos de la Juventud, en el que se destacaron especialmente las chicas, que conquistaron 11 de las 16 medallas que consiguió, en conjunto, la delegación argentina de natación (hubo dos preseas en postas mixtas). Las nadadoras nacionales medallistas en pruebas individuales fueron, además de la sanisidrense, María Selene Alborzen (bronce en 200 metros pecho), Mayra Arce Páez (bronce en 100 metros espalda), Delfina Dini (plata en 400 metros libres) y Julieta Lema (oro en 50 metros libre y plata en 50 metros mariposa). Entre los varones, fueron medallistas Lucas Alba (bronce en 800 metros libres), Kevin Díaz Wurg (plata en 200 metros pecho) y Juan Méndez (oro en 200 metros espalda).

La delegación argentina, liderada por el jefe de equipo José Luis Weigandt, también se consagró en pruebas por equipos, con relevos que alcanzaron el podio en cuatro oportunidades. Argentina fue plata en 4×100 metros libre femenina (3m58s45, con Lema, Dini, Iara Ehrlich y Pignatiello), plata en 4×100 metros combinados femeninos (4m20s93, con Arce Páez, Valentina Marcantonio, Pignatiello y Lema), plata en 4×100 metros combinados mixta (4m06s71, con Méndez, Díaz, Pignatiello y Lema) y bronce en 4×100 metros libre mixta (3m47s31, con Agustín Lincofil, Leandro Aracena, Pignatiello y Lema).

Más allá de las medallas y la fiebre por subir peldaños para que Argentina finalice siempre en lo más alto del medallero, queda claro que la actuación de estos jóvenes nadadores argentinos, que ya son presente, ilusiona con una buena continuidad para nuestro deporte. Y ni siquiera habrá que esperar para volver a ver brillar a muchos de ellos ni tampoco viajar demasiado lejos: el año que viene, en Buenos Aires, serán anfitriones de los esperadísimos Juegos Olímpicos de la Juventud.


La natación argentina, lista para debutar en los Juegos Odesur en Chile

La delegación nacional, integrada por la abanderada y reciente campeona mundial juvenil Delfina Pignatiello y que completan 12 nadadores, se prepara para su debut en los Juegos Sudamericanos Juveniles: comienzan hoy en Chile y la natación estará presente desde mañana hasta el jueves que viene.

Con una ceremonia en el Estadio Nacional de Santiago de Chile que, se espera, contará con la presencia de Michelle Bachelet, presidente del país trasandino, hoy se darán por inaugurados los Juegos Sudamericanos Juveniles, que se extenderán hasta el próximo 8 de octubre.

Entre la numerosa delegación argentina que este miércoles partió rumbo a Chile, se encuentran las esperanzas nacionales de natación, 13 nadadores que buscarán lucirse en este importante certamen que, para la mayoría, cierra el calendario internacional de competencias. La figura dorada de nuestro deporte, Delfina Pignatiello, es obviamente el nombre que más resuena en la delegación que mañana comenzará su participación en los ODESUR, ya que la oriunda de San Isidro llega a Chile con los ecos de su maravillosa actuación en el último Mundial Junior de Natación, del que regresó con dos preseas doradas, en 800 y 1500 metros libres, y con una medalla de plata, en los 400. La discípula de Juan Carlos Martín en el club Municipalidad de San Isidro se presentará en los 200 metros libres, 400 metros libres, 800 metros libres, 200 metros mariposa y en las postas 4×100 metros libres femenina y mixta.

Delfina Dini, Julieta Lema y Juan Méndez son los otros tres nadadores que llegan a Santiago tras su paso por Indianápolis. Dini se presentará en los 200, 400 y 800 metros libres, mientras que Lema participará en 50 metros espalda, 50 y 100 metros libre, 50 metros mariposa y en las postas 4×100 metros libre femenina y mixta y 4×100 metros combinado femenina y mixta. Méndez, por su parte, será de la partida en los 50, 100 y 200 metros espalda y también en los relevos 4×100 combinado masculinos y mixtos.

La delegación argentina, liderada por el jefe de equipo José Luis Weigandt, la integran también (con sus respectivas pruebas) las nadadoras María Selene Alborzen (50, 100 y 200 metros pecho, 200 metros espalda y combinado y 4×100 libre femenina), Mayra Arce Páez (50, 100 y 200 metros espalda, 50 metros libres, 200 metros combinados y 4×100 combinados femeninos), Iara Ehrlich (100 metros libres, 100 y 200 metros mariposa y 4×100 metros libres y combinados femeninos) y Valentina Marcantonio (50 y 100 metros mariposa, 50, 100 y 200 metros pecho y 4×100 metros combinados femeninos y mixtos). Entre los varones, estarán también Leandro Aracena Guerra (100 metros espalda, 50 y 100 metros libres, 50 y 100 metros mariposa y los relevos 4×100 libres y combinados, mixtos y masculinos), Santiago Arteta (200, 400 y 800 metros libres), Kevin Díaz (100 y 200 metros mariposa, 50, 100 y 200 metros pecho y 4×100 libre y combinado masculino), Agustín Lincofil (50 y 100 metros libre, 4×100 metros libre masculina y mixta y 4×100 metros combinada masculina) y Nicolás Weigandt (200 metros espalda, combinado y mariposa).

El equipo nacional de natación ya está listo. La abanderada será ni más ni menos que Pignatiello. Sólo resta que la inauguración dé comienzo a estos Juegos Suramericanos de Chile 2017 donde, junto a las delegaciones de los demás 13 países, los argentinos buscarán disputarse los mejores tiempos de la competencia y aportar lo suyo para que el medallero albiceleste termine lo más alto posible.


Marcantonio, con cuatro récords bajo el brazo, sueña con brillar en los Odesur

La nadadora de Marcos Juárez, que recientemente conquistó un nuevo récord nacional de categoría, realiza su puesta a punto de cara a los Juegos Suramericanos de la Juventud que se disputarán desde fin de mes en Santiago de Chile.

Valentina Marcantonio recibió el Premio Heracles de Natación del Hall de Honor de la Natación Argentina por el establecimiento de récords nacionales, según la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos y se ha convertido en una de las nominadas para recibir el galardón a los nuevos talentos en 2017.

Valentina Marcantonio comenzó a participar de torneos a los 10 años y, hoy por hoy, cinco años después, ya es la dueña de los récords nacionales de categoría cadete en 50 y 100 metros pecho, tanto en pileta corta como larga. Con esas marcas y con la evolución de estos cinco años de experiencia compitiendo en el agua, la nadadora de Marcos Juárez, Córdoba, se prepara por estos días para ser parte de la delegación argentina que desde fines de mes disputará los Juegos Odesur 2017 en Santiago de Chile.

El último récord que Marcantonio actualizó fue en los 100 metros pecho en pileta corta, durante los últimos Juegos Región Centro, que se disputaron los primeros días de septiembre. Allí, la cordobesa registró un tiempo de 1m11s33 que quebró su propio récord nacional de categoría. La sorpresa fue hasta para ella misma, dado que no habían pasado ni siquiera dos semanas del establecimiento de su mejor marca previa. La plusmarca inmediatamente anterior, registro de 1m12s75 que ella misma se quebró, había tenido lugar el 17 de agosto en una participación suya en Montevideo.

“No pensaba superar mi récord ese día, en los Juegos Centro. La realidad es que venía entrenando muy duro ya pensando en los Odesur y no fui pensando en si iba a bajar mi marca o no… Fui al torneo sintiéndome bien y con muchas ganas de ganar. Cuando vi que había bajado el récord, que menos de un mes antes ya había quebrado, no lo podía creer”, cuenta Marcantonio, a quien entrena Horacio Pochettino con la colaboración de Nicolás Biagiola. Con esta nueva plusmarca (la cuarta suya de este año en esta prueba en piscina de 25 metros), Marcantonio ingresa al Hall de Honor de la Natación Argentina y se convierte en firme candidata a recibir el Premio Heracles 2017 por las plusmarcas nacionales conseguidas.

“Soy muy competitiva. Desde chiquita disfruté de participar en torneos de natación”, cuenta la representante de San Martín de Marcos Juárez, club que la conoce desde que tenía cinco días, cuando su papá Germán, profe de natación, la llevaba a su lugar de trabajo. El horizonte, para esta jovencísima nadadora, tiene a corto plazo los Juegos Odesur, en los que representará a la Selección Argentina en cinco pruebas (50, 100 y 200 metros pecho y 50 y 100 metros mariposa) y para los que este 26 de septiembre ya estará viajando a Buenos Aires. A largo plazo, también hay un objetivo: además de potenciar su talento como pechista, su entrenador apuesta a que crezca en las pruebas combinadas, donde se podría destacar ya que nada con eficacia los cuatro estilos. Y mientras el horizonte la espera y el futuro también, Marcantonio recuerda con asombro sus cuatro récords y vive el presente que a ella más le gusta y para el que tanto trabaja: entrar al agua, nadar y competir.


Díaz y Buscaglia, campeones con récord en Chile

Los representantes del club Once Unidos de Mar del Plata se consagraron en la Copa España Internacional que se disputó en el país trasandino. Además de ganar el título del certamen, lograron plusmarcas nacionales absolutas en los 50 metros mariposa, en damas, y en los 100 metros combinados, en varones.

María Belén Díaz y Guido Buscaglia brillaron en Chile tras batir dos récords argentinos.

La natación marplatense celebró hace poco el buen nivel de los deportistas de la institución Once Unidos, que salieron campeones de la Copa España Internacional, torneo de clubes que se disputó en Chile el segundo fin de semana de septiembre. Lo cierto es que la alegría no fue sólo para La Feliz, ya que tanto María Belén Díaz como Guido Buscaglia se volvieron del país trasandino con dos nuevos récords nacionales absolutos en pileta corta.

Las plusmarcas de los argentinos llegaron durante la primera jornada de la competencia. La necochense Díaz se lució en los 50 metros mariposa, donde venció con un tiempo de 27s23, registro que se estableció como la nueva mejor marca absoluta nacional en la prueba. El tiempo de Díaz quebró así la plusmarca previa de 27s44, conquistada por ella misma hace dos años en el mismo certamen.

Buscaglia, que llegaba a Chile tras su paso por las Universíadas de Taipei, brillaría durante el mismo día de competencia. En la pileta de veinticinco metros del Estadio Español de Las Condes en la ciudad de Santiago de Chile, el marplatense nadaría los 100 metros combinados en un tiempo de 55s07, que se volvió récord argentino absoluto. La plusmarca que quedó atrás, desde entonces, fue ni más ni menos que un registro establecido en 2009: los 55s30 registrados por el rosarino Marcos Barale.

Y como si fuera poco traerse un récord nacional absoluto desde Chile, ambos deportistas –discípulos de Federico Diez Andersen- también celebraron el título conquistado por su club, Once Unidos, en el certamen que contó con más de 560 nadadores provenientes desde Brasil, Paraguay, Perú, Chile y nuestro país. La institución marplatense se coronó en el primer puesto con 801,5 puntos y la acompañaron en el podio Paineiras do Morumby (de São Paulo, Brasil) con 644 y Estadio Mayor (de Santiago, Chile) con 556,5.


Pignatiello se despidió de Indianápolis con un nuevo oro que hace historia

La joven nadadora de San Isidro se consagró campeona mundial en los 1500 metros libres durante el anteúltimo día del 6° Mundial Junior de Natación, bajando un tiempo histórico y estableciendo un nuevo récord argentino absoluto.

Delfina Pignatiello regresa a la Argentina desde indianápolis, Estados Unidos, con dos históricas medallas de oro y una plata en un Campeonato Mundial que quedará grabado en la memoria. -Foto: Satiro Sodré-

La joven estrella de la natación argentina, Delfina Pignatiello, se despidió del 6° Mundial Junior de Natación haciendo historia una vez más: la nadadora de 17 años volvió a coronarse campeona mundial en su última prueba individual en el certamen de Indianápolis, Estados Unidos, al registrar un tiempo de 15m59s51 en los 1500 metros libres.

Con esa sublime marca, la representante de la Municipalidad de San Isidro estuvo por debajo de la barrera de los 16 minutos, registro que la convierte en la tercera mujer juvenil en la historia de la natación mundial en bajar ese tiempo en la prueba de fondo. En su carrera concreta en Indianápolis, a la argentina la escoltaron la húngara Ajna Kesely, con 16m15s68, y la española Agueda Cons, con 16m17s84.

Y para dimensionar mejor su logro, vale resaltar que, con este tiempo, la discípula de Juan Carlos Martín habría finalizado cuarta en la final del Mundial Absoluto de Natación de Budapest, certamen para el cual tenía sus marcas clasificatorias pero del que prefirió no participar para cuidar ciclos y etapas de crecimiento deportivo. Con tremenda marca, claro, Pignatiello volvió a establecer un nuevo récord argentino, abriéndose a sus pies las puertas del Hall de Honor de la Natación Argentina y convirtiéndose nuevamente en firme candidata para el Premio Heracles 2017.

Del Mundial Junior de Indianápolis llega al país con dos preseas doradas, en 800 y 1500 metros libres, y con una medalla de plata, en los 400. El año próximo son los Juegos Olímpicos de la Juventud, aquí en Buenos Aires, ¿con qué nos sorprenderá Pignatiello allí?


Julieta Lema bate un nuevo récord nacional juvenil en el mundial de natación de Indianápolis

La nadadora chubutense se estrenó en el 6° Mundial Junior de Natación con un tiempo de 57s38 en los 100 metros libres que actualizó la plusmarca nacional de la categoría, que ella misma había establecido este año.

Unos días antes de comenzar su participación en el Nacional Juvenil que este año se disputó en el CeNARD, la nadadora Julieta Lema parecía lamentarse un poco del hecho de que, para clasificar al Sudamericano de Cali de este año, había tenido que descuidar un poco su especialidad, los 50 metros libres, para mejorar su nivel en la prueba de los 100.

La paradoja, que recuerda que la vida premia los esfuerzos, apareció días después y volvió a aparecer ayer en Indianápolis: la chubutense ganó en aquel Nacional Juvenil la prueba de los 100 metros libres con récord nacional juvenil incluido y ayer, en la misma prueba durante el 6° Mundial Junior de Natación, volvió a establecer una nueva plusmarca argentina de la categoría.

Con su tiempo de ayer de 57s38, la representante de Myfanuy Humphreys, de Rawson, Chubut, finalizó 26ª en la clasificación general, a sólo 60 centésimas de la semifinal. Lo cierto es que ese registro le permitió superar la plusmarca argentina juvenil de la prueba, que como se expresó ella misma había establecido con un registro de 57s71 –en junio de este año-, tiempo que entonces hizo sucumbir ni más ni menos que una marca conquistada por Delfina Pignatiello.

Esta nueva conquista, a la discípula de Francisco Kraguic y Facundo Vila, le abre las puertas del Hall de Honor de la Natación Argentina y la convierte en candidata a recibir el Premio Heracles el año próximo. Habrá que esperar, de todos modos, a que la chubutense compita el domingo en los 50 metros libres, la prueba que más le gusta y su especialidad. ¿Quién dice que no volverá a Chubut con otra sonrisa made in Indianápolis?


Delfina Pignatiello debutó en Indianápolis coronándose campeona mundial juvenil en 800 metros libres

La nadadora de San Isidro registró un aplastante tiempo de 8m25s22, que le permitió superar con nitidez a sus rivales y conquistar también el récord de campeonato y una nueva plusmarca argentina absoluta.

Delfina Pignatiello se luce en Indianápolis, tras conseguir el oro mundialista y nuevo récord argentino en los 800 metros libres.

Tras brillar en el Mundial de Pileta Corta de Windsor el año pasado (cuando se metió en la final de los 800 metros libres y estableció un nuevo récord argentino) y sobresalir este 2017 en el Argentino de Natación que se disputó en Santiago del Estero (torneo en el que renovó dos plusmarcas absolutas), Pignatiello demostró su humildad y sus ganas de crecer en tiempo y forma: pese a tener dos marcas A para viajar al Mundial de Budapest, junto a su equipo de trabajo priorizaron el Mundial de su categoría. La jovencita de San Isidro vio a las figuras de la natación mundial en Hungría por la televisión, mientras se preparaba para brillar en el 6° Mundial Junior de Indianápolis, Estados Unidos.

Vale el recuerdo porque ayer, cuando la representante de la Municipalidad de San Isidro se coronó campeona mundial de su categoría en la prueba de los 800 metros libres, con récord de campeonato incluido, tanto ella como su equipo deben haber sonreído al rememorar aquella difícil decisión. Su tiempazo de 8m25s22, que le sacó más de cinco segundos a su escolta -la húngara Ajna Kesely, con 8m30s62-, le permitió ganar la carrera con holgura y también avalar el plan a largo plazo que se merecen los mejores deportistas.

Ese registro, además, quebró la plusmarca argentina absoluta de la prueba, que la propia Pignatiello había establecido este año en el Argentino de Santiago del Estero, cuando se impuso con un tiempo de 8m29s86. De esta manera, la sanisidrense conquistó su tercer récord absoluto en lo que va del año, que le permite ingresar una vez más al Hall de Honor de la Natación Argentina y ser firme candidata a recibir el Premio Heracles 2017 por las plusmarcas nacionales conseguidas. Y, además, enseñar, con una medalla de oro sobre su cuello, que la paciencia es una valiosa aliada para crecer en el deporte.


El cordobés Bergliaffa quiebra histórico récord argentino en los 200 combinados en el Mundial Junior de Natación

El nadador del club Municipalidad de Córdoba se destacó ayer en su debut en el Mundial Junior de Natación, en Indianápolis, y cristalizó una nueva plusmarca en los 200 metros combinados, prueba que hace diez años mantenía el mismo registro absoluto.

Todos los deportistas sueñan con lucirse en un Mundial, después de interminables horas de sacrificio y entrenamiento. Lo cierto es que son más bien pocos los que se dan ese lujo, en certámenes en donde se conjugan los nervios, las ansiedades y las figuras más destacadas de cada disciplina. El nadador cordobés Santiago Bergliaffa, que viene demostrando un gran nivel y sólo tiene 18 años, logró brillar ayer y mejorar su marca personal en los 200 metros combinados, estableciendo un registro de 2m5s16 que además es desde ayer el nuevo récord argentino absoluto de la prueba.

Con este prometedor debut, al representante de Municipalidad de Córdoba se convirtió en candidato para recibir el Premio Heracles 2017, además de ingresar al Hall de Honor de la Natación Argentina. Este galardón, en vísperas de su novena edición, premia, difunde y promueve a aquellos nadadores que han establecido nuevos hitos en la natación nacional. Y, justamente, la plusmarca que batió el discípulo de Gustavo Urgelles y Daniel Garimaldi no es poca cosa: con su marca de ayer en Indianápolis, dejó atrás el registro de 2m5s85 que Joaquín Belza había establecido en noviembre del 2006 y llevaba una década de vigencia.

Lo cierto es que basta con mirar el último año de Bergliaffa para comprender este nuevo récord y esta gran temporada que viene teniendo en el agua. El joven nadador llegó a Estados Unidos con las plusmarcas argentinas absolutas en 400 metros combinados, tanto en pileta corta como olímpica: la primera la había conquistado en septiembre del año pasado durante el Selectivo al Mundial de Windsor, Canadá, quebrando un registro que llevaba 15 años intacto, mientras que la segunda la alcanzó en el Campeonato Nacional Juvenil y Junior que se disputó en el CeNARD, en mayo pasado.

“Uno entrena todos los días para lograr cosas como éstas. A veces no nos damos cuenta lo que significa, pero personalmente cuando logré el récord argentino de pileta corta en esta misma prueba fue un subidón de ánimo saber que lo había conseguido con sólo 17 años. Tener ambos récords, ahora, me pone muy contento y me hace muy feliz”, le revelaba por entonces el nadador cordobés al Hall de Honor de la Natación Argentina, tras haberse quedado con ambas plusmarcas.

Cuesta imaginarse que el oro de Delfina Pignatiello en los 800 metros libres, que llegó por la tarde de ayer, sólo unas horas después de la actuación de Bergliaffa, no ilusione a la delegación argentina en Indianápolis con animarse a soñar que todo es posible. El cordobés tendrá el domingo su desafío en los 400 metros combinados, prueba a la que llega como el mejor argentino, y un día después le tocará nadar en los 200 metros espalda. Aún hay tiempo para que pueda llevarse otra alegría de este Mundial Junior de Natación.